Tiempo de lectura: 3 minutos

El sector de la limpieza atraviesa nuevos modos de producción. Muchos emprendedores han decidido apostar por este sector que día a día crece su rentabilidad.

Si tenemos en cuenta lo competitivo que se han vuelto los mercados en los últimos tiempos, en las diferentes industrias, y la necesidad cada vez mayor que tienen las empresas de centrarse en los ejes de su actividad, profundizando sus diferenciales frente a sus competidores, nos daremos cuenta que el tiempo es un bien que escasea y que las tareas que no giran en torno al negocio específico de cada organización están destinadas a ser desestimadas.

Es por ello, que la alternativa de tercerizar el mantenimiento y la limpieza, que incluye todo el tema de higiene y conservación de las instalaciones de trabajo, es cada vez más común. No solo a nivel corporativo, sino también en ambientes como el de la salud, el estatal, la educación, el arte y lógicamente, en hogares particulares, entre muchos otros más.

Esta filosofía, cada vez más practicada, abre de par en par las puertas para el desarrollo de pequeñas y medianas compañías que ven con buenos ojos la idea de prestar servicios de limpieza por hora.

Muchos emprendedores han decidido apostar por este sector al momento de crear una empresa, tras la progresiva externalización de este tipo de servicios. Al fin y al cabo, la limpieza siempre será necesaria, ya sea en relación a clientes particulares como a empresas que requieran disponer de sus locales con un mantenimiento adecuado.

En éste sentido, los servicios profesionales de limpieza por horas, vendrían a sustituir la figura de los empleados domésticos, contratados a perpetuidad para realizar una multiplicidad de funciones, centrándose en cubrir necesidades básicas y reales, adaptadas al estilo de vida del siglo XXI.

Existe una tendencia en alza en el rubro. La limpieza profesional por hora es un recurso del que tira una gran cantidad de público. Tanto es así que se calcula que aproximadamente un 40% de los hogares en grandes ciudades tienden a contratar este tipo de servicios de forma permanente o esporádica.

¿Es rentable emprender en servicios de limpieza?

El sector de la limpieza no está basado en la innovación como tal, sino que parte de una premisa marcada por un carácter tradicional y asentado. Sin embargo, este aspecto lejos de suponer un impacto negativo en el margen de rentabilidad puede llegar a ser un motivo de aprovechamiento si el emprendedor conoce a fondo las bases del sector y del negocio.

Para ilustrar un poco la realidad, basta decir que en la actualidad hay empresas de limpieza europeas que han llegado a facturar más de 3 millones de euros disponiendo de un sistema de negocio estable y consistente.

Existe muchas zonas posibles hacia donde dirigir el emprendimiento. El negocio de la limpieza no se limita solo a las viviendas, sino que también permite ampliar sus horizontes. Fachadas, suelos, monumentos, garajes, zonas con jardines, industrias, limpieza de alfombras y sofás, son solo algunas de las diversas opciones que traen rédito económico.

En línea con esta vertiente, podemos identificar a las plataformas digitales como uno de los recursos más promisorios para el desarrollo laboral. En Argentina, Big Blue People, una aplicación novedosa que conecta a profesionales calificados con clientes de todas partes, creando un mercado confiable, es sin duda la que más se destaca.Para poder competir en el mercado actual, surfeando todo tipo de crisis económica, es necesario que los nuevos emprendedores que quieran dedicarse a la limpieza ofrezcan servicios y tarifas flexibles a sus clientes. El punto clave en este tipo de empresas será la creatividad con la cual se manejen. Un buen nombre y el logo, usar materia prima, uniformes, herramientas inusuales y sobre todo la eficiencia de la mano de obra, harán de una tarea simple un negocio rendidor a largo plazo.

Facebook Comments