Tiempo de lectura: 3 minutos

Un servicio técnico debe brindar soluciones rápidas y eficaces. En ese marco, la experiencia del cliente y las nuevas tecnologías serán la clave del éxito.

Antes de comenzar a ahondar en el tema es necesario comprender a qué nos referimos cuando hablamos de servicio técnico. Es que la palabra, tal y como se expresa, sumado a la multiplicidad de opciones que trae aparejada la modernidad, resulta por así decirlo, un tanto compleja. En una primera aproximación, podríamos decir que es el conjunto de acciones realizadas por uno o varios especialistas para prevenir y/o solucionar problemas de una variedad de equipos. Es justamente el tipo de equipo el que define el área del servicio y, por lo tanto, la especialidad de los técnicos.

Así, por ejemplo, contamos con una gran variedad de servicios técnicos. Desde problemas frecuentes relacionados con la bomba del lavavajillas, fallas en el inversor de las lámparas de los televisores LCD, conflicto con el tambor de los lavarropas, cambios de módulos de display y pantallas táctiles en equipos celulares o reparación y mantenimiento de notebook, laptops o pc, que involucra tanto el hardware como el software. Lo cierto es que todo es susceptible de transformarse en una oportunidad de acción para un profesional técnico especializado. Por eso, es recomendable contar con un servicio confiable y oportuno, para no discontinuar la capacidad operativa que se basa en los equipos.

blaz-erzetic-g5f0BJq-FRs-unsplash

Todos en algún momento hemos contado con la necesidad de recurrir a alguien que nos auxilie y brinde su sabiduría. De ahí la importancia de comprender a los clientes como si las demandas fueran propias y no como meros trabajadores de paso.

 

Claves para un buen servicio

Un servicio técnico debe tener como principal objetivo la solución rápida y eficaz de cualquier tipo problema de funcionamiento de nuestros aparatos, ya sean domésticos o de una índole más compleja. Si dentro de las posibilidades se ofrece un servicio de reparación a domicilio, probáblemente, se añadirá un punto extra con el cliente, pero su completa satisfacción, a fin de cuentas, lo es todo para el técnico.

fix

Estos son los puntos más valorados para un servicio:

  • Calidad: el servicio tiene que ser capaz de resolver totalmente cualquier incidencia de funcionamiento.
  • Rapidez: usualmente, los clientes no pueden pasar mucho tiempo sin sus aparatos, por lo que se valorará enormemente la reparación de manera inmediata.
  • Prevención: es fundamental no limitarse a reparar el problema concreto, sino también dar consejos de uso y ofrecer tareas de mantenimiento para prevenir fallos futuros.
  • Confianza: el cliente quiere un trato cercano, directo y transparente. Hay que ser claro desde el principio. Ofrecier presupuestos antes de iniciar la reparación y dejar un número de teléfono de contacto, puede ser clave para iniciar un buen vínculo.

La experiencia del cliente lo es todo

Mientras que la atención al cliente tradicional en una empresa de servicio técnico consiste en proporcionar un trato amable y atento en momentos concretos, la experiencia de cliente engloba toda interacción que el mismo tiene con el negocio o marca, desde el momento en que la descubre hasta la relación que mantiene al finalizar la transacción.

Precisamente, se trata de establecer una relación. El desafío es lograr captar a estos clientes, que son cada vez más exigentes y que, con la aparición de las redes sociales, esperan respuestas casi en tiempo real, con una comunicación personal por parte de toda empresa. Para destacar sobre la competencia, lo más importante será conocer bien a los clientes. Porque mientras que una atención al cliente correcta trata a todos por igual, bajo los mismos criterios y la misma amabilidad, una experiencia de cliente va más allá: requiere crear y mantener relaciones de forma individual, conocer sus problemas, su historia previa, sus gustos. De esta forma las interacciones del servicio técnico se vuelven personalizadas.

Frente a este marco, se abren las plataformas digitales como un recurso indispensable que combina y sintetiza los nuevos modos de interactuar. Dentro de esta tendencia en la Argentina existe Big Blue People, una aplicación revolucionaria, capaz de generar un mercado confiable que conecta profesionales calificados con clientes de todas partes.

En la actualidad el servicio técnico ha evolucionado bastante, está altamente informatizado y vinculado al mundo de las telecomunicaciones. Este tipo de tecnología requiere de especialistas en distintas áreas que dan un continuo servicio técnico, beneficiando no solo a los usuarios privados, sino también a las empresas y organizaciones. Restableciendo la normalidad de las actividades de todos, lo que tarde o temprano deriva en futuros beneficios económicos.

 

Guillermo Naveira
Big Blue Singer

guillermo.naveira@bigbluepeople.com

Facebook Comments