Todos hemos tenido o conocemos personas que deben dedicarle cuidado extra a algún familiar o ser querido. Personas que por determinadas condiciones médicas de salud no pueden movilizarse de sus domicilio ya sea temporalmente, o permanentemente. Más allá de todos nosotros en esta situación de cuarentena debido al coronavirus.

Los Asistentes Terapéuticos son mágicos, son profesionales altamente capacitados y preparados para poder “descomprimir” la presión que una persona siente al tener que atender las 24hs a un ser querido, lo cual puede ser muy demandante y agotador.

Los “cuidadores de personas” como se les dice informalmente, no solo pasan tiempo con la persona afectada, sino que están entrenados para detectar y preservar detalles esenciales que pueden hacer una diferencia de vida o muerte, y capaz nosotros pasemos por alto.

Dentro de esta infinita lista de detalles que estos profesionales enviados del cielo están preparados para corregir de los más importantes es ¡la higiene! Que a su vez esta altamente comprometida con el estar atento…

Todos sabemos del coronavirus, COVID-19 en su nombre técnico. Modificó en horas nuestras vidas, nuestras libertades, nuestros hábitos, obligándonos a tomar precauciones extras para lo que sea!

No fuerza a cuidarnos nosotros para -potencialmente- salvar la vida de un tercero, de un ser querido. Si vos sos por ejemplo: sano, 30 años, se un cuidador responsable! seguramente si contrajeras el coronavirus dentro de un año lo recordarías como una anécdota más, en un asado de amigos. ¿Pero qué pasa, si como portador, contagiaste a un familiar mayor dentro del rango de riesgo? mejor no imaginarlo ¡PREVENÍ!

En tiempos donde la higiene y precaución prima, un Asistente Terapéutico es esencial para preservar el hábitat donde descansa nuestro ser querido, quien ingresa y en que condiciones debe hacerlo, como se manipulan y preparan los alimentos que ingiere, como se higieniza su cama, las maquinas de soporte (respiratorio por ejemplo). Este tipo de detalles es un escudo ENORME ante amenazas como el coronavirus, y hace la diferencia.

Un cuidador es un aliado, cuya única misión es que tu ser querido tenga la mejor y máxima calidad de vida posible ¡No dudes tener el tuyo!