Ahora que estamos en casa, es tiempo de revisar nuestra alimentación.

Aunque no tienen mucha prensa, los frutos secos acarrean muchos beneficios para la salud. Y es que, además de ser una excelente fuente de nutrientes esenciales, aportan un elevado contenido de proteínas, antioxidantes, fibra, minerales y vitaminas B y E.

A lo que se añade que las grasas que contienen son buenas, y ayudan a disminuir los niveles de colesterol, bajan los triglicéridos, disminuyen la coagulación de la sangre y mejoran la salud de los vasos sanguíneos.

Con tales propiedades no resulta extraño que la OMS recomiende su incorporación en el marco de una dieta saludable.

Descubrí cómo incluír frutos secos para lograr esta dieta sana y equilibrada a partir de los siguientes tips:

+ MÚLTIPLES CAPACIDADES

Hay un fruto seco para cada necesidad:

  • Dolencias óseas: almendras. Aportan importantes cantidades de calcio.
  • Tránsito intestinal: nueces y pistachos. Ante la escasez de fibra, son buenos amigos del buen funcionamiento de los intestinos y enemigos del estreñimiento.
  • Colesterol: avellanas, nueces y almendras. Mejoran la salud cardiovascular al ser ricos en ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, que ayudan a mantener la salud de los vasos sanguíneos y a controlar los niveles de colesterol.
  • Diabetes: castaña de cajú y pistachos. Ayudan a controlar los niveles de lípidos y glucosa en sangre en diabéticos de tipo 2 (siempre mejor sin sal, obviamente).
  • Sobrepeso: nueces, avellanas y almendras. Según estudios, aportan grasas saludables y tienen un poderoso efecto saciante sin aumentar el peso corporal o la circunferencia de la cintura.

+ HORA DE LA MERIENDA

Una buena opción es en ese horario, volvemos de trabajar, estudiar o entrenar y recae nuestra energía, además de empezar a tener ganas de comer algo. El conocido break o colación.

+ UN PUÑADO AL DÍA

Se aconseja ingerir de 30 a 50 gramos diarios.

+ COMBINADOS

Con ensaladas, pastas y salsas, tartas y pasteles, panes, carnes, yogures, frutas, helados, galletas, chocolates, etc.

+ ON DEMAND
Podés comprar los distintos mix ya preparados o elegir los frutos que a vos mas te gusten, comprarlos por separado y mezclarlos en tu casa. Armá diferentes porciones.

+ CONSERVACIÓN

  • Envasalos en tuppers o bolsas de papel, siempre herméticos (las bolsas de plástico no son una buena idea durante el verano).
  • En la heladera si hace mucho calor.
  • Alejados de la luz directa del sol y en un lugar fresco.
  • Podés meter un trocito de cáscara de naranja o limón en el lugar donde los guardes. Ayuda a conservar la humedad justa.