En este contexto donde el corona virus ha puesto la higiene en un lugar que debe atenderse con nuestra máxima atención, y cancelar todos nuestros clientes no es una opción, hay ciertos recaudos que como masajista debes tomar.

Estar atento es el denominador común para cuidar tu propia salud y la de tus clientes.

En primer lugar ¿Qué hago si yo, como profesional, me siento algo engripado?

Aunque no hayas estado vacacionando en el primer mundo o visitado zonas de riesgo, ¡preservate igual! Más aún si prestas servicios a domicilio. En este caso durante algunos días permanece en tu casa con la medicación indicada y consulta con un médico. Aunque sea gripe común y no corona virus, nunca sabes si podes contagiar a una persona que luego tenga contacto y contraiga el COVID-19, y teniendo el corona virus sumado a una gripe, las chances de una fatalidad aumentan notablemente.

Si vos no tenes nada, pero ingresas engripado a un domicilio donde, por mala suerte, luego alguien se ve afectado por el COVID-19, siempre quedará la duda de “habrá sido el masajista… ¿tendría coronavirus?” y eso dañará tu reputación y negocio.

Si estas en un perfecto estado de salud, hablará muy bien de vos como profesional utilizar un barbijo durante la sesión y realizar el lavado de manos in-situ inmediatamente antes y después del servicio.

En segundo lugar ¿Qué hago si mis clientes lucen engripados?

Dañarías inmediatamente tu reputación si echaras a un cliente que aparece con síntomas gripales, con lo cual establece un pequeño protocolo de preguntas antes de confirmar la sesión.

Si la persona responde que “no se anda sintiendo del todo bien, pero no es nada…” amablemente reagenda la sesión y puedes explicar que tratas con mucha gente a diario que se encuentran en el rango etario de riesgo y por profesionalismo deberás posponer el servicio. No necesariamente podría ser coronavirus pero nunca esta de más prevenir.

Estas situaciones de crisis afectan a la economía y al trabajo diario, no obstante ¡no hay que entrar en pánico y cancelar a todos tus clientes, que seguramente te ha llevado mucho tiempo encontrarlos!

¿Querés estar más seguro sobre tu salud? ¿Quisieras ayuda en esta clase de situaciones? Big Blue People te facilita la comunicación con profesionales que pueden ayudarte con tus problemas. ¡Contactá al que necesites!