En todas las instalaciones eléctricas los cables son una parte fundamental ya que son los que proveerán de energía a la instalación y cada uno está destinado a un uso específico.

Cables, cables y más cables. La vida de los electricistas está rodeada de estos hilos metálicos, generalmente de cobre o aluminio,  que sirven como conductores eléctricos y que generalmente tienen una cubierta protectora aislante de colores que, además, sirve para proteger al conductor e impedir el ingreso de humedad. ¿Cuáles son los indispensables? ¿Qué cable se utiliza para qué tipo de conexiones?

En las instalaciones de baja tensión es más factible encontrar cables de cobre y no de aluminio para transportar la corriente eléctrica pero el segundo material se utiliza con mayor frecuencia en líneas de media y alta tensión.

¿Cables unipolares, bipolares o multipolares?

Por definición, si el cable posee un solo conductor se llama unipolar en cambio, si bajo la misma cubierta aislante hay dos cables es bipolar y si hay varios cables conductores es multipolar donde cada “polo” equivale a cada borne del generador de energía. Un cable multipolar o multinúcleo combina múltiples alimentaciones de energía bajo una misma.

Un dato más que importante es que si una línea fue proyectada para cable multiconductor se pueden utilizar cables unipolares ya que los circuitos de éstos agrupados soportan mayor intensidad que si se usa un multipolar. Es decir que, a efectos técnicos, se pueden instalar circuitos de cables unipolares en lugar de multipolares pero no al revés.

Los colores de los cables no son un adorno.

A diferencia de cómo puede suceder en otras industrias o actividades, los colores en las instalaciones eléctricas sí, importan. Y mucho.

Existen convenciones generales que indican, por ejemplo, que el negro, el marrón y el gris se utilizan para cables con conductores activos mientras que para el neutro el utilizado es el color azul. Así es que en una instalación monofásica, se pueden utilizar cables bipolares que lleven una fase de energía (negro) y un neutro (azul/blanco) o tripolares que tengan un conductor activo (marrón, negro o gris), un neutro (azul) y tierra (amarillo/verde).

El cable y la tensión

En todas las instalaciones existen diversos calibres de cables necesarios para transportar la corriente eléctrica ya que no será lo mismo alimentar un equipo de aire acondicionado que una lámpara porque el primero requiere de mayor electricidad. Por tanto, la sección del cable que conecte el aire acondicionado será superior a la que conecte a la lámpara. En función de esta premisa, los cables se categorizan en grupos que van por rango de voltaje dando origen a los cables de muy baja tensión (hasta 50V), cables de baja tensión (hasta 1000V), cables de media tensión (hasta 30kV), cables de alta tensión (hasta 66kV), cables de muy alta tensión (más de 770kV).

Otro dato a tener en cuenta a la hora de utilizar cables es que su diámetro está vinculado a la función que deberá cumplir después, de tal forma los cables de 1.5 mm² se utilizan para iluminación y automatización, los de 2.5 mm² para tomas de uso general como baño y cuarto de cocina, los de 4 mm² para un lavavajillas, un termotanque o un lavarropas y los de 6 mm² para cocina, horno, aire acondicionado y calefacción.

Electricista matriculado zona sur, electricista matriculado zona norte, electricista Capital Federal y electricistas matriculados de Argentina como profesional con ganas de ampliar tu cartera de clientes y crecer, esperamos que te registres en Big Blue People para que ofrezcas tus servicios a un precio justo y obtengas ingresos extras a través de la plataforma donde vas a encontrar clientes cerca de ti.

Natalia Vivas