Cuando tenemos un perro y lo consideramos un miembro más de la familia es difícil despedirnos de él para que vaya a pasear o dejarlo bajo el cuidado y responsabilidad de otra persona. Trabajar el desapego puede ser peor que practicar un deporte extremo cuando de dejar a un ser tan querido se trata pero es necesario que las mascotas hagan ejercicio, paseen y se relaciones con otras de su especie así que, si no tenés tiempo para dedicarle, tendrás que aprender a lidiar con tus miedos ¡o con tus celos!

Tener actividades donde tu perro ejercite su cuerpo y pueda comportarse netamente como el animal que es, es vital. El momento del paseo no debe ser exclusivamente considerado un rato en el que el perrito hace sus necesidades ya que, durante este tiempo, es importante que camine y socialice con otros perros.

¿Cuánto pasear con tu perro?

white and black dog with leash on street during daytime

Dependiendo de la raza, la edad y el tamaño de tu perro, dependerá el tiempo de paseo diario aproximado que deba hacer. La regla es simple: perros jóvenes caminatas más extendidas, paseo por el parque, correr a agarrar la pelota u otros juegos que incluyan destreza física, perros adultos o mayores, caminatas más cortas al ritmo que imponga el animal, si es necesario parar, hacerlo y no forzar al animal para que siga. En ambos casos, los días de calor extremo, parar para darles agua.

Cuando los dueños no tienen el tiempo para dedicarle al paseo ni tampoco se deciden por contratar a un paseador de perros, estos animales pueden sufrir ansiedad por la falta de ejercicio o, peor aún, volverse obesos si no tienen una dieta bien balanceada. Caminando no solo se previene el sobre peso, sino también en caso que la mascota esté excedida, se ayuda a combatirlo.

El salir a pasear, además, hará que tu perro vuelva cansado por dos razones: La primera y más evidente, salió a caminar y, la segunda, tuvo oportunidad de oler todo lo que lo rodea, las calles, los árboles, otros animales o personas lo que hace que su desgaste sea todavía mayor.

white dog sitting on pavement

Un gran beneficio de que tu perro salga a pasear es que va a estar acostumbrado a ver otros animales y podrá vincularse con ellos de una manera sana y tranquila, sin experimentar ansiedad o momentos de agresividad hacia los otros ya que estará acostumbrado a estas interacciones.

Si vos no podés brindarle al menos un gran paseo diario (y otros más breves para que haga sus necesidades) será necesario encontrar  al paseador de perros indicado. En Big Blue People tenés la posibilidad de encontrar al que más cerca de tu domicilio se encuentre. Recordá que para que tu mascota tenga una vida plena y llegar a la adultez sin problemas en su vejiga debido a la retención de líquidos por no pasear lo suficiente, deberá salir a pasear al menos cuatro veces repartidas de forma equilibrada en la jornada para hacer sus necesidades.

Asimismo, en caso que optes por un paseador de perros que tenga conocimiento sobre adiestramiento, podrías aprovechar para fomentar la disciplina y el entrenamiento por ejemplo, para caminar junto, esperar o sentarse antes de cruzar la calle o adaptarse a la velocidad del humano que lo lleva. El perro aprenderá todo desde el lado del disfrute, estará feliz de estar en la calle y al llegar a casa estará cansado.

Cumplir con los tiempos del paseo, sobre todo para los perros que viven en departamento es muy importante. Tener una rutina con un paseador que lo haga caminar y complementar los paseos con los miembros de la familia para que haga sus necesidades, hará que sea un perro sano y feliz.

Natalia Vivas