El masaje está de moda. No porque nos hayamos vuelto hedonistas, sino porque cada vez estamos más preocupados por cuidarnos, tanto por dentro como por fuera. En este entorno, ser masajista profesional, en cualquiera de sus múltiples variantes, tienen un importante y lucrativo campo de acción.  

¿A quién no le gusta que le hagan masajes? Esta terapia, también conocida como masoterapia, tiene innumerables beneficios para la salud. Que van desde la eliminación del estrés y la ansiedad, pasando por la disminución de la presión y el ritmo cardíaco, hasta el aumento de la elasticidad de la piel, entre muchos otros.

467._beneficios_del_masaje

Una investigación realizada por el Stanford Research Institute demuestra que el desarrollo de este mercado tiene números realmente impactantes. Se calcula que el mundo del bienestar factura más de 3 millones de millones de dólares, en total. El desarrollo en este sector ha experimentado tasas superiores al 15% anual. Una cifra soñada para cualquier rubro, ya sea de producción industrial o de servicios

En ese sentido, la Argentina participa activamente en el desarrollo del bienestar. Creando centros de calidad internacional y estrenando todos los días nuevos emprendimientos de spa, sean de día, médicos, de destino o termales.

giphy-4

Acompañando este impulso está la labor del masajista, que requiere habilidades de comunicación y empatía, así como fuerza física. Las sesiones pueden durar de unos minutos a una hora. Los masajes también ayudan al sistema digestivo y circulatorio, a la vez que descontracturan tensiones musculares y reducen el dolor.

Pero la demanda creciente de profesionales del masaje no es la única razón que justifica elegir esta profesión. Hay varias más, muy interesantes, que hacen de este trabajo una espacio maravilloso. 

Ambiente positivo y estilo de vida saludable

Los profesionales del masaje pueden trabajar en ambientes serenos, con menor propensión al estrés y las tensiones. La gente que acude a ellos busca paz, tranquilidad e incluso silencio.

giphy-2

Desde este lugar, se promueve un estilo de vida saludable, ya que favorece el movimiento y el trabajo se desarrolla en entornos mayormente libres. Para muchos, el problema puede ser la exigencia física. Sin embargo, esto podría presentarse como una oportunidad, ya que ser masajista profesional obliga a mantenerse en forma y cuidar de uno mismo, para poder realizar una labor con garantías.

Futuro prometedor

El masaje se ofrece en varias vertientes y entornos diferentes: relajante, descontracturante, deportivo. Con el correr de los años cada vez más personas empiezan a apreciar sus beneficios, permitiendo que el masaje lentamente se incorpore en el plan de bienestar de la gente. Eso, a mediano plazo, implicará una mayor necesidad de quiromasajistas capacitados en diferentes ámbitos del masaje. Y por consiguiente, se abrirán más opciones que se acerquen a los intereses personales.

Flexibilidad

Dedicarse profesionalmente al sector del masaje es una opción atractiva tanto para quienes buscan un trabajo a tiempo completo, como aquellos que lo requieran a tiempo parcial. Además, permite compatibilizar otras actividades profesionales, así como equilibrar mejor la vida laboral y personal. Como profesional autónomo, se puede incluso establecer un horario de trabajo. Además, ser masajista profesional permite trabajar de muy diversas formas: como asalariado (para una o varias empresas) o como autónomo (en spas, centros de masaje, gimnasios y centros deportivos o a domicilio).

freequotationrequest

En ese sentido, Big Blue People se acopla como una herramienta necesaria dentro de esta profesión. Permite potenciar las habilidades de los masajistas dentro de una plataforma que, a través de un mercado confiable, cuenta con miles de usuarios activos.

Requisitos

Los masajistas pueden trabajar en diferentes ambientes: hospitales y clínicas de rehabilitación, consultorios médicos, gimnasios, hoteles o de manera privada en los hogares de los clientes, entre otros. Para todos los casos, requieren una certificación o matrícula que les permita poder ejercer

La Asociación Argentina de Masajistas (aadema), es la entidad que nuclea la actividad, respaldando con peso y fuerza a cada profesional dentro del país. Tiene como principal tarea unir a todos los masajistas e ir mejorando los planes y programas de estudio. Para lograr una regulación oficial que promueva y se extienda a cada territorio.

Guillermo Naveira